PRODUCCIÓN ECOLÓGICA DE HORTALIZAS EN LA I.E. N° 110 CORAZÓN DE JESÚS, DISTRITO DE LURIGANCHO

PRODUCCIÓN ECOLÓGICA DE HORTALIZAS EN LA I.E. N° 110 CORAZÓN DE JESÚS, DISTRITO DE LURIGANCHO

Vanessa Loarte A., Joad Hancco P. 
Estudiantes de la Facultad de Agronomía, Universidad Nacional Agraria La Molina

Introducción

El biohuerto escolar es una herramienta y un medio motivador, retador y generador de conciencia en los niños sobre el cuidado de las plantas como seres vivos e importantes para nuestra alimentación y purificación del aire.

En la Institución Educativa Inicial (IEI) N° 110 Corazón de Jesús hay interés de generar conciencia ecológica en los niños de inicial a través de actividades agrícolas.

Por ello en coordinación con la Oficina de Extensión Universitaria y Proyección Social de la UNALM se implementó un biohuerto, cuyo objetivo fue producir hortalizas ecológicas desarrollando capacidades técnicas en manejo de biohuertos a las profesoras y auxiliares de la IEI quienes realizan el efecto multiplicador de enseñanza a lo niños de inicial.

Metodología

El proyecto se ejecutó en la IEI N° 110 Corazón de Jesús en el centro poblado de Santa María de Huachipa, distrito de Lurigancho con la participación de 8 profesores y auxiliares, 40 niños de inicial de 5 años de edad y 2 estudiantes de la facultad de Agronomía de la Universidad Nacional Agraria La Molina.

Para implementar el biohuerto se preparó el suelo, se incorporó compost, se acondicionaron las  almacigueras con materiales reciclables, se realizó la siembra y cosecha de hortalizas de periodo vegetativo corto.

La metodología utilizada fue capacitar a las profesoras y estas a su vez capacitan a los niños a través de actividades prácticas, con esto se logró multiplicar el conocimiento.

Los padres de familia apoyan con los trabajos pesados mediante faenas programadas en coordinación con las profesoras.

Resultados

Se desarrolló capacidades técnicas en la producción ecológica de hortalizas a 8 profesoras y auxiliares; y 40 niños de la IEI Corazón de Jesús a través de las siguientes actividades: preparación de almácigo, siembra, riego, control de plagas mediante aplicación de repelentes, instalación de trampas y cultivo de plantas aromáticas que actúan como repelentes.

Las profesoras y auxiliares muestran interés y ponen en práctica las técnicas agrícolas aprendidas aplicándolo en las parcelas asignadas.

Profesoras y niños concientizados en la importancia del uso adecuado del agua y el rol que cumple los insectos benéficos en las parcelas de producción de hortalizas.

Como estudiantes nos retroalimentamos con las experiencias compartidas y aprendidas con las profesoras de la IEI.

Conclusiones

En los niños desde edades muy tempranas podemos despertar el interés por realizar agricultura ecológica, preservar los recursos hídricos y hacerse responsables de generar sus propios alimentos; y contribuir en el aprendizaje de las áreas de ciencias y el cuidado del ambiente.

 

Compartir